Eric Yuan, fundador de Zoom: Constancia y mucho más

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Eric Yuan nació en la provincia de Shandong, China. Su nombre chino: 袁征 (Yuán zhēng) incluye 征 (zhēng) que significa “ir de expedición/de viaje”

En 1970, Eric se licenció en matemáticas aplicadas, y posteriormente completó un máster en ingeniería, con especialidad en minería, como sus padres, que también eran ingenieros.

En 1994, mientras viajaba por Japón por negocios, tuvo la oportunidad de escuchar al fundador de y CEO de Microsoft, Bill Gates, hablar sobre software y la promesa de Internet.

Después de escucharle Eric supo que quería ser partícipe de la industria del software y para ello debía trasladarse a Estados Unidos donde esperaba algún día poder tener su propio negocio.

El primer paso en su viaje a los Estados Unidos fue conseguir un visado y un permiso de trabajo, lo que le denegaron hasta en nueve ocasiones.

No obstante el sueño de Eric seguía ahí.

Así, conoció al empresario chino Min Zhu, quien fundó Future Labs, una empresa que desarrolló un sistema de intercambio de documentos y que finalmente fue adquirida por Quarterdeck.

Después de vender Future Labs, Mr. Zhu y Subrah Iyar fundaron una startup en Silicon Valley llamada Webex, cuyo primer producto permitió que varios usuarios compartieran sus pantallas y presentaciones. Así, por fin, en 1997, a los 27 años, Eric
aterrizó en los Estados Unidos para comenzar su carrera en el negocio de software como ingeniero y como empleado en Webex.

Eric trabajó duro para conocer mejor el producto de la empresa, e incluso mejorarlo.

Pronto, se ganó el respeto de todos en la empresa por sus múltiples cualidades

En 2007, 10 años después de que Eric se uniera a Webex, la startup fue adquirida por Cisco Systems, un gigante multinacional por 3.200 millones de dólares y cambió su nombre por Cisco Webex. Eric fue nombrado vicepresidente corporativo de ingeniería de Cisco Webex.

En los siguientes años y ante la aparición y mejora de los competidores (Facetime, Skype, etc) veía que Webex necesitaba dar un salto y mejorar su producto. Todas sus propuestas en este sentido fueron rechazadas por la compañía y a la edad de 41 años decidió emprender tras negociarlo, duramente, con su esposa.

Las empresas de Venture Capital no creían en el negocio de la videoconferencia, aseguraban que se trataba de una carrera hacia el abismo: competidores demasiado potentes para enfrentarse a ellos.

No obstante, Eric seguía insistiendo en que podía aportar algo diferente y sabía que nadie estaba ofreciendo lo que el usuario demandaba.

Zoom no fue su primer proyecto, sino que como todo buen emprendedor se tenía que llevar un buen fiasco antes.

En su caso su primer lanzamiento fue Saasbee, que murió entre 2011 y 2012.

Hay que destacar que tanto Sassbee como Zoom estaban alojados en unas instalaciones no precisamente “cool”; por no funcionar, no funcionaba ni el ascensor, con cajas y archivos por todas partes que servían de soporte a los ordenadores.

La austeridad, en contra de lo que se puede pensar, gusta mucho a los inversores, al menos, pienso, que gusta bastante a los que me gustaría tener cerca. No creo que haya inversores a los que les guste ver dilapidado su dinero por empresas que sin generar ingresos se gastan el dinero en cuestiones, llamémoslas, supérfluas.

La historia de éxito de Eric Yuan con Zoom llega hasta hoy con el impulso que le supuso la epidemia global de COVID-19 que disparó su utilización a nivel mundial por encima de

 Zoom alcanza una capitalización bursatil de 114.000 millones de dólares (16/11/2020), sí, como oyes. Superando a muchos bancos, aerolíneas o petroleras.

Cotización Zoom noviembre 2020

 

¿Y qué podemos destacar de Yuan?

Pues para empezar asegura que no se pierde ningún partido de sus hijos, lo cual ya nos dice mucho de un ejecutivo de su nivel.

Usar precisamente Zoom le evita viajar y plamnificarse y organizarse, le deja tiempo para atender sus prioridades. Simplemente destina un tiempo concreto en su agenda a su familia, no negociable.

En su negocio hay que destacar en primer lugar que Yuan siente pasión por su negocio, en realidad, aspira a hacer más felices a sus clientes, por lo que está literalmente obsesionado por que su experiencia con Zoom sea la mejor. No es raro verle interactuar con usuarios en Twitter desde su cuenta personal, donde tiene más de diez millones de seguidoressigue atento a la voz de los clientes, a los que responde a veces desde su cuenta de personal de Twitter.

Su éxito es trabajar duro y ser humilde, también ser constante, persistente, pero también mucho más.

Confucio, del que seguro que aprendió algo, decía: “El hombre superior es persistente en el camino cierto, y no solo persistente”.

Así que en la vida no basta la constancia, primero hay que encontrar un camino correcto. Aún así, Confucio dice que no basta la persistencia, sino que hay mucho más. Debemos buscar todas esas “otras” cualidades que nos hacen mejores, para con perseverancia, conseguir cualquier cosa que nos propongamos.

De eso va vivir, de crecer cada día, de limar nuestras aristas, de dar pequeños pasos para algún día mirar atrás y ver lo conseguido con orgullo.

El éxito no es algo externo que logremos, el mayor éxito es haber conseguido crecer como personas y, siendo mejores, haber enriquecido algún aspecto de la vida de los demás.

¡Vive! ¡Crece! ¡Sueña! ¡Insiste!

Fuente: “Eric Yuan’s Leadership Lessons for Building Lasting Enterprise Value” Entrepreneur & Innovation Exchange. Published on EIX.org on July 27 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copywriting de Otra Galaxia S.L. te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Copywriting de Otra Galaxia S.L. como responsable de esta web. La finalidad es resolver las dudas planteadas. Tu legitimación se realiza gracias a tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilites estarán alojados en mi plataforma de hosting de Raiola Networks. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, suprimir los datos y presentar una reclamación ante una autoridad de control en contacto@javipastor.com. Para más información e información detallada visita nuestra política de privacidad.